Esta es la buena noticia:

Dios se ha acercado al hombre.

Ahora nos toca responder a ese acercamiento des-aprendiendo la manera en que estamos acostumbrados a pensar y a vivir; por eso Jesús predicaba arrepentimiento, que significa cambiar la manera de pensar; pensar más allá:


Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir:

Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Mateo 4.17

He aquí la esperanza, he aquí la justicia, he aquí la verdad, que es una y tiene nombre: Jesucristo.